Dejarse fluir…

trabajar-extranjero-n-365xXx80Siempre supe que viviría en otro país. Para los que no sepan son Chilena.

Desde pequeña jamás me sentí en un hogar de verdad. Por más esfuerzos que hiciera mi madre por asegurar que siempre estuviéramos  protegidos y con el estómago lleno. Muchas veces eso significó pasar mucho tiempo en casa de mi abuelo o mis tíos, claro que cada uno tenían sus propias familias y sus propios problemas, sin embargo jamás noté una mala cara o una mala palabra de ninguno.

En realidad desde pequeña me la pasé en muchas casas porque mi mamá trabajaba mucho. Gracias a mis tíos y mis primos logré generar apego temprano ya que siempre me sentí muy amada.

Fui muy abrazada, acariciada, apretujada, regaloneada como muchos de los niños que viven siempre con sus padres.

Sin embargo seguían no siendo mi familia y sabes que por más feliz que seas  pronto vendrán a buscarte para llevarte a tu casa.

Después  me fui a trabajar lejos de la ciudad en donde crecí y con el tiempo me fui alejando cada vez más hasta terminar viviendo en otros países. Cumpliendo así mi auto profecía de vivir en otro país esperando que  por fin apareciera un lugar de donde no tuviera que irme.

tortugaLuego de algunos viajes y después de conocer tanta gente hermosa en esos viajes me doy cuenta que no es el lugar, ni el país lo que hace a tu familia (descubrí el agua) es el grupo humano, la gente ,osea soy yo.

El hogar que tanto he buscado está dentro de mí y no fuera. Soy yo la que tengo que permitir que otros entren a mi hogar y no yo la que se tiene que adaptar a los demás.

También descubrí que no me gusta tanto el silencio como creía ni tampoco tanto la soledad.

Ahora que estoy de vuelta en Chile (No sé por cuánto tiempo) sé que no tengo nada que buscar ni nada que esperar, sólo hay que dejarse fluir.

Agradezco a todos los seres de luz que se han puesto en mi camino para ayudarme a comprender lo maravillosa que es esta vida.

Con amor recuerdo a los seres que ya no están en este plano aunque nos seguimos encontrando en sueños siempre.

A mi tío KiKo, mi tío Claudio y mi amiga Kathy.

A todos los seres amados que están conmigo aquí o en la distancia les doy las gracias.

Siempre pensé que no le debía nada a nadie (ese es el problema de pensar).

Ahora siento que les debo todo a muchos y sin Ustedes en mí vida mi camino no sería el que es hoy.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s